Corazón de Arpía

CORAZÓN DE ARPÍA, de Francisco Nieva

una producción de Ea! Teatro El Topo

ESTRENO

REPARTO: Cata Cutanda, Rosi Soria, Jose Zafrilla, Juan I. Sánchez y Juan Cris Perona

PRODUCCIÓN: Ea! Teatro El Topo – Engracia Cruz – Edgar Ibarra

TÉCNICA: Edgar Ibarra

VESTUARIO: Engracia Cruz

DIRECCIÓN: Paco Redondo

SINOPSIS:

Hemos elegido tres obras breves de Nieva, Caperucita y el otro, Te quiero zorra y Corazón de arpía, para realizar una sola obra donde el personaje femenino de Caperucita se transforma en la zorra de la segunda obra y, finalmente, en la arpía de la tercera. Este personaje evoluciona y se desarrolla en un mundo fantástico, dominada por un destino inexorable al que no puede renunciar.

Nieva, en estas tres obras, marca la atracción de lo prohibido, sobre todo de la muerte y de los monstruos, con claras connotaciones eróticas y sexuales. Nieva nos dice que el teatro es “vida alucinante”: Es una ceremonia ilegal, / un crimen gustoso e impune. / Es el gran cercado orgiástico y sin evasión; / es el otro mundo, la otra vida, / el más allá de nuestra conciencia.

Los humanos tenemos ciertas debilidades. Nos gustan los monstruos, aunque no nos halague presentarlos. Caperucita y el otro se desarrolla en la Inglaterra victoriana, sociedad que se jactaba de sus costumbres refinadas y puritanas. Caperucita, ya mujer, se aburre de su marido Alex, caballero sumamente correcto y lacio. Sigue enamorada del lobo, que responde al erotismo reprimido, al lado animal del ser humano. Pero también se aburre con el lobo y, ante las recriminaciones de la abuela, insta al lobo a que se la coma. Al final Alex vuelve y mata al lobo y Caperucita lanza un grito desesperado que es casi un aullido.

Caperucita se transforma después de esto en Zoé, en la segunda obra Te quiero zorra. Esta obra tiene un tono francés del siglo XIX, con reminiscencias de Dumas hijo y Labiche. Hughes, joven noble que se disfraza de chulo, descubre que a la desafortunada Zoé le ha crecido un rabo de zorra. No puede resistirse. Enamorado, decide casarse con la zorra y hacerla baronesa. Hughes dice que hay muchas zorras disfrazadas de baronesas: “si no fuera por estos secretos, ¿qué matrimonio puede prometerse la verdadera felicidad?” La atracción de lo perverso toma forma cómica y abierta en los personajes mezcla de ser humano y animal.

Y finalmente, en la farsa atelana Corazón de arpía, Caperucita-Zoé pasa a ser Dirce, la arpía, mujer desordenada y sucia, figura mitológica que tiene cabeza de mujer bella, tres pares de senos, alas de pájaro y trasero de perro; como toda arpía, requiere de copulaciones frecuentes y amenaza con el suicidio cuando las cosas o van a su gusto. Luciano, cansado de mantener a su escandalosa mujer-arpía, la cede a Creonte, tipo andrógino que la explota, haciéndola famosa y ganando mucho dinero. Cuando Luciano quiere que vuelva con él, Dirce no quiere rechazar la fama que le ofrece Creonte.

GALERÍA CORAZÓN DE ARPÍA:

« 1 de 2 »

COLABORA: Excmo. Ayuntamiento de Albacete

 

Reservas:

Nombre y apellidos *

Teléfono *

Correo electrónico *

Espectáculo *

Fecha * (dd/mm/aa)

Número de entradas *

Comentarios

* Campos requeridos

Acepto los términos y condiciones de uso de nuestra Política de Privacidad.

INFORMACIÓN DE INTERÉS SOBRE LAS RESERVAS:
– La confirmación de la reserva online se hará en las horas siguientes a la realización de la misma por correo electrónico.
– El mismo día del espectáculo se recomienda hacer la reserva por vía telefónica (967667600).
– Las entradas se retirarán en taquilla hasta quince minutos antes del inicio del espectáculo. Las entradas no retiradas antes de esa hora son susceptibles de ser puestas a la venta.

 

0 comentatios

Comentarios cerrados